• daniel
  • 5
  • guia-iddpmi
  • Slide01
  • map iddpmiSA
  • image2-50d4151f0f

Congreso de Misiones

Jueves, 04 Septiembre 2014. Publicado en Video Predicas

Estaremos celebrando nuestro VI Congreso de Misiones Regional en el Pacifico.

 

 

«Yo estoy contigo»

Jueves, 04 Septiembre 2014. Publicado en Palabra Diaria

Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno,porque tú estás conmigo.

 

Tome nota de la razón por la cual el salmista está confiado. No es la esperanza de que sus circunstancias cambien, ni tampoco la idea de que puede tener una vida sin complicaciones, ni dificultades. Al contrario, el salmista se da cuenta que hay una buena posibilidad de que le toque caminar por el valle de sombra de muerte. La fortaleza de su postura frente a este panorama, sin embargo, es que tiene convicción de que el Señor estará con él, aun en las peores circunstancias.


 

CEGADOS POR LA MENTIRA

Jueves, 04 Septiembre 2014. Publicado en Palabra Diaria

Dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén... Y sucedió que, mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó y caminaba con ellos... Él les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes? Lucas 24.13, 15, 17

¡Cuán grande debe haber sido la sorpresa cuando el Maestro partió el pan y se dieron cuenta de quién era! ¡Qué tremenda alegría de saber que la persona que los había deslumbrado con su conocimiento de las Escrituras no era otro que el Mesías!


CUIDAR A NUESTROS OBREROS

Martes, 02 Septiembre 2014. Publicado en Palabra Diaria

Pero se levantó una gran tempestad de viento que echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal.

 

¡Cómo no entender la indignación de los discípulos! Imagínese por un momento la escena. Una violenta tempestad arreciaba por todos lados. El viento aullaba y las olas castigaban ferozmente el bote. Los discípulos, empapados por la espuma del mar y el agua que se metía con insistencia en el fondo de la embarcación, luchaban con desesperación para no hundirse. Y él, ¿dónde estaba? En la popa, durmiendo. ¿Cómo evitar la conclusión de que a él no le interesaba sus vidas?


Síguenos en Twitter